Entre los riesgos de salud más comunes asociados con la deshidratación están las enfermedades causadas por el calor (el calor es tu temperatura central, no el calor exterior).

Con frecuencia va de la mano con la deshidratación, especialmente en climas cálidos.

Esto se debe a que perder volumen de líquido puede afectar la capacidad de tu cuerpo para mantenerse fresco y a su vez, el aumento de la temperatura corporal puede conducir a una mayor pérdida de líquidos.

El mecanismo principal de nuestro cuerpo para enfriarse es la sudoración y la evaporación. Esa evaporación ayuda a refrescarte a nivel de la piel.

Resultado de imagen para sudoracion regulacion termica

Con la deshidratación, en realidad puedes quedarte sin líquido para producir sudor y así que has perdido ese mecanismo para enfriarte.

Numerosos atletas (estudiantes, profesionales, guerreros de fin de semana) han sufrido enfermedades por calor debido al esfuerzo excesivo, especialmente en climas cálidos.

El clima húmedo también puede desempeñar un papel en la interrupción del mecanismo de enfriamiento del cuerpo.

Las tres etapas que los profesionales médicos usan comúnmente para clasificar las enfermedades por calor son:

a) Calambres por calor

Esta es, con mucho, la etapa más comúnmente experimentada. Ahí es donde los pacientes que son atletas se han sobrecalentado.

Están sudando profusamente y sienten mucho calor. Comienzan a sentir calambres, y generalmente es en los músculos que están asociados con la actividad en la que están involucrados.

Resultado de imagen para deshidratación síntomas

Por ejemplo, con los corredores son los músculos de las pantorrillas. Otras áreas comunes para los calambres por calor incluyen los brazos y las piernas.

Pausar la actividad física, beber líquido y estirar suavemente los músculos apretados generalmente abordará los calambres por calor.

b) Agotamiento por calor

En este punto la persona comenzará a tener más síntomas sistémicos. Se confundirá y mareará, a veces tiene náuseas.

Todavía están sudando profusamente, pero su piel está un poco fría. Si no se resuelve el problema, puede escalar rápidamente.

La piel se vuelve muy caliente, seca y roja. El cuerpo no puede enfriarse solo. Puede quedar inconsciente, tener convulsiones y vómitos reales.

Los signos adicionales de agotamiento por calor incluyen sed excesiva, debilidad y dolor de cabeza.

Resultado de imagen para agotamiento por calor

La temperatura corporal central puede aumentar a 40 grados C en esta etapa. Se debe trasladar a una persona afectada a un lugar fresco, ventilarla con aire frío o aplicar hielo en la piel para bajar la temperatura.

Si está consciente, darle líquidos y conseguir atención médica lo antes posible.

c) Golpe de calor

Luego se pasa a la etapa crítica, con el golpe de calor, la temperatura corporal central puede elevarse a 40.5 grados C y, de hecho, comienza a dañar las células, el músculo cardíaco, el cerebro y los pulmones.

Los órganos internos comienzan a dañarse, una persona en esta etapa puede entrar en coma.

Aquí la intervención médica es urgente y mientras espera que lleguen los servicios de emergencia, sumerge a una persona con golpe de calor en un baño de hielo o aplica compresas de hielo en los brazos, el cuello y la ingle.

Resultado de imagen para golpe de calor

Asegúrate de quitarle la ropa.

El golpe de calor puede ser fatal, afortunadamente es bastante raro que los pacientes lleguen tan lejos.

Por ello y ante ello, lo ideal es consumir agua, particularmente en estas oleadas de calor que hemos tenido en el país, afortunadamente cuentas con proveedores que te llevan agua a domicilio en México y el resto de la República, por lo que no hay razón para mantenerte hidratado.

Con información de Bonafont || Prezzi || Drugs.com