Y una vez en la prepa… recuerda que cada día cuenta y suma para tu ingreso a la universidadDecember 21, 2019December 20, 2019admin

Toda aventura comienza con el primer paso y como lo ha vivido mi hijo en este su primer semestre de preparatoria, este nivel no es nada sencillo y es justo un adelanto de lo que será la universidad.

Por lo tanto, si tu aún estas en la secundaria y estás pensando en tomar el curso para examen COMIPEMS 2020 para seleccionar una prepa… hazlo a conciencia porque cada paso cuenta.

Cuando aún estas en tercero de secundaria crees que las cosas son sencillas, que todavía hay tiempo para pensar en tu futuro o que el milagro de la vida llegará si andas mal en tus materias.

Bueno mi estimado alumno.. el tiempo pasa volando y todo dependerá exclusivamente de tu trabajo y dedicación.

Sí, los profesores y el colegio tienen su parte, pero de nada servirá si tu actitud no es la de recibir una instrucción, el de cuestionarla e investigar para ir más allá.

Y una vez en la prepa… recuerda que cada día cuenta y suma para tu ingreso a la universidad. Por ello:

a) Utiliza y recurre a tu consejero de orientación

Muchos estudiantes de secundaria y preparatoria descartan a los orientadores. Pero si los usas sabiamente, pueden ser un recurso invaluable para tu éxito y tu preparación para la universidad.

Habla con tu consejero vocacional más temprano que tarde y desarrolla un plan general para la escuela preparatoria.

Tu consejero vocacional también puede ayudarte a prepararte para la universidad.

Pregunta qué tipo de recursos universitarios tiene tu escuela, incluyendo literatura, ferias de reclutamiento universitario y clases universitarias que puedes tomar mientras aún estás en la preparatoria.

Resultado de imagen para ingreso a la universidad

b) Actividades extracurriculares

Una gran parte de la escuela secundaria está explorando nuevas actividades y descubriendo cosas que te encantan y en las que sobresalen.

Comienza a participar en actividades extracurriculares. Ya sea que vayas a deportes, arte o programación de computadoras, invierte tu tiempo y energía sabiamente y verás grandes recompensas.

Muchos estudiantes de preparatoria tratan de hacer demasiado y están abrumados.

Es muy fácil comprometerse con demasiadas cosas y antes de darse cuenta, sus calificaciones están sufriendo y están estresado.

Aquí es donde la gestión del tiempo se vuelve tan importante. Aprende a priorizar las cosas en tu vida. El trabajo escolar siempre debe ser lo primero.

La mayoría de los estudiantes exitosos están involucrados en muchas actividades diferentes, pero quieres tener algo que persigas en profundidad.

A las oficinas de admisión de la universidad les gusta ver estudiantes dedicados y ver las cosas, en lugar de aquellos que constantemente saltan de una cosa a otra.

Cuanto más te involucres en algo, más aprenderás y crecerás como adulto joven.

c) No tengas miedo de pedir ayuda

Desde mis épocas, el último año (quinto y sexto de preparatoria) tiene una mayor carga de trabajo.

Algunos estudiantes se ajustan fácilmente, mientras que otros luchan con la transición. Si te sientes confundido o te estás quedando atrás en alguna clase, haz algo al respecto más temprano que tarde.

Pedir ayuda no es un signo de debilidad. Significa que eres proactivo como estudiante.

Comienza hablando con tus profesores. Además de aclarar un tema, esto te ayudará a desarrollar relaciones personales con ellos.

En el futuro, puedes tener clases adicionales o actividades extracurriculares con algunos de ellas.

Además de los profesores, tienes una serie de recursos de apoyo como tus padres, hermanos y otros miembros de la familia.

Tu escuela ofrece servicios de tutoría y apoyo académico. También puedes comenzar un grupo de estudio con compañeros de clase.

Estudiar solo y aislado puede ser frustrante. Un grupo de estudio puede hacerlo más divertido y cuando veas cómo otros estudian y aprenden, tendrás una mejor comprensión de tus propias fortalezas y debilidades como estudiante.

Resultado de imagen para ingreso a universidad